Entrevista a Carlota Bustelo Ruesta

Carlota BusteloCarlota Bustelo Ruesta es licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un postgrado en Archivística y Documentación del centro de Estudios Bibliográficos y Documentarios de la Biblioteca Nacional.

Ha trabajado en el Centro de Documentación de Arthur Andersen e hizo un stage especializado en la gestión de la información y la documentación en las oficinas de la Comisión Europea en Madrid y Bruselas. Ha sido propietaria de las empresas Gabinete de Asesores Documentalistas e Inforárea. Este 2011 ha dado inicio a su andadura en solitario como consultora independiente en gestión documental y de la información para el desarrollo de proyectos nacionales e internacionales.

Carlota es miembro del CTN/50 de AENOR y participa en proyectos como Thinkepi o El profesional de la información. En el contexto de Fesabid 2011 es miembro del Comité Científico y va a participar en la actividad Auditores de sistemas de gestión documental: una nueva perspectiva profesional.
 
Vas a asistir a Fesabid 2011. ¿Qué esperas de esta nueva edición?

Si. Espero encontrarme con otros muchos profesionales e intercambiar experiencias, así como ponerme al día de las últimas tendencias.

El ámbito de la gestión documental es muy extenso. ¿Podrías decirnos en qué consiste en relación con tu trabajo?

Bueno, es que la palabra documentos o documental abarca o puede abarcar muchísimo campos. Sin embargo, la expresión gestión documental, como traducción del inglés “records management” se centra en la gestión de la información recibida o generada por una organización en el ejercicio de sus funciones. Hoy en día esto incluye correos electrónicos, bases de datos, sms, páginas web, etc., además de los que habitualmente identificamos como documentos, que ya en su mayoría son electrónicos.

¿Qué te animó a dedicarte al campo de la gestión de la información y contenidos?

Después de estudiar historia hice lo que entonces era el único curso de postgrado que se ofrecía en esta materia. Cuando lo empecé no sabía que me iba a gustar tanto y que iba a marcar mi vida profesional. Sobre todo me quedé fascinada por las posibilidades de la entonces incipiente informática, y encontré mi verdadera vocación.

¿Existe algún tipo de requisitos exigidos para dedicarse al área de la gestión documental?

Hay que estar dispuesto a aprender todos los días y tener la mente abierta a nuevas ideas, siempre con una base en las disciplinas de toda la vida de la documentación y la archivística para no intentar inventar la rueda.

Después de más de veinticinco años trabajando en este sector ¿qué te impulsó  a emprender tu andadura en solitario a través de una consultora independiente?

Precisamente las ganas de poder trabajar con más independencia y poder integrarme en distintos equipos mulltidisplinares tanto a nivel nacional como internacional. Esta nueva etapa es la conclusión lógica de toda mi carrera profesional, que por suerte me ha permitido trabajar en muchísimos sectores y organizaciones diferentes. Toda esa experiencia acumulada es la que ahora ofrezco a mis clientes para ayudarles a enfocar sus proyectos tanto estratégica como tecnológicamente.

Sacar adelante en estos tiempos de crisis un proyecto autónomo ¿lo consideras un acierto? ¿qué es lo más gratificante que puede destacar?

Bueno como los humanos somos el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, este es mi tercer proyecto autónomo. Los dos anteriores con otros socias, y esta tercera vez ya completamente en solitario. Mi experiencia me dice que el mercado busca soluciones especializadas con costes ajustados. Los tiempos de crisis son para todos, pero también son tiempos de oportunidades, y esto es lo más gratificante.

¿Eres amiga de las nuevas tecnologías?

No puedo vivir ni trabajar sin ellas, como no lo puede hacer nadie que se dedique a la gestión de la información.

Piensas que  el uso de la Web 2.0 junto a blog, redes sociales… ¿hace posible un acercamiento entre los usuarios y la gestión documental y no sólo se concentra en las esferas científicas?

Sí, claro que sí. Las tecnologías nos solucionan problemas y cubren necesidades planteándonos nuevos retos al mismo tiempo. Por poner solo un ejemplo en el perfil público de una organización en Facebook o en un wiki interno se acumula una precisa información que debe ser gestionada para poderla recuperar acceder y conservar como evidencia de las actividades de esa organización.

También has ejercido la enseñanza universitaria. ¿Qué te llena más a nivel personal?

Para mí las dos cosas son complementarias. Enseño lo que aprendo haciendo consultoría para mis clientes y para enseñar tengo que estructurar el conocimiento adquirido. No concibo una cosa sin la otra, y aunque ahora no esté en la enseñanza universitaria reglada sigo dando clases a profesionales a través de las asociaciones profesionales.

¿Puedes dar un consejo para todas las personas que quieran dedicarse a la gestión documental?

Abre la mente, aprende, entiende cómo funcionan las organizaciones e intenta comprender como funcionan las tecnologías.

Para finalizar, ¿quieres añadir algo acerca de la edición de Fesabid 2011?

Espero que sea todo un éxito, pues cada vez es más difícil organizar un evento que abarque todos los aspectos de la gestión de la información y en el que tengan cabida tantos temas.
 
Entrevista realizada por Juan Antonio Portillo Martín y María Saco Triano (estudiantes de la Universidad de Málaga)